Blogs

Isla San Lucas - Tesoros del puerto


12/08/2020 La isla, que está ubicada en el Pacífico frente a las costas de la ciudad de Puntarenas, funcionó entre 1873 y 1991 como prisión para albergar a los reos más peligrosos del país.

Isla San Lucas
Tesoros del Puerto

La isla, que está ubicada en el Pacífico frente a las costas de la ciudad de Puntarenas, funcionó entre 1873 y 1991 como prisión para albergar a los reos más peligrosos del país. Allí se cometían numerosas violaciones a los derechos humanos y se exponía a los convictos a condiciones infrahumanas como castigo. José León Sánchez, quien estuvo preso entre 1950 y 1988, publicaría su famoso libro de denuncia en 1972, uno de los relatos más crudos sobre lo que experimentaban quienes terminaban en San Lucas.

Uno de los principales atractivos turísticos de la isla son los cientos de escritos en las paredes de las celdas, así como grandes dibujos de contenido sexual o deportivo, como uno sobre el exfutbolista brasileño Pelé. Dos de los dibujos más representativos de las paredes de la cárcel son los conocidos como “La chica del bikini rojo” y “La chica del consuelo”, dos obras de tamaño real que representaban bellas mujeres y con las que los reos fantaseaban.

La isla, declarada Refugio de Vida Silvestre desde el 2001, posee playas donde en algún momento existió interés de construir complejos hoteleros.

San Lucas cuenta con una espectacular fauna: monos aulladores, arañas, ardillas, armadillos, faisanes, venados, murciélagos, mapaches, osos hormigueros, serpientes, cocodrilos, y muchas otras especies de reptiles y aves, además de tiburones martillo, mantas rayas y tortugas que habitan en sus aguas.

La asombrosa y abundante vegetación, como los árboles de mango y de jocote, el matapalo, el indio desnudo, entre muchos otros, realzan la maravillosa naturaleza que habita la isla que, además posee además al menos ocho sitios arqueológicos con características habitacionales, domésticas y funerarias.

En el sitio de excavación conocido como Vigilante Alto se halló un sector funerario y doméstico-habitacional con cerámica, lítica prehispánica y un artefacto de metal.

En la época del arribo de los españoles, San Lucas era conocida como isla de Chara por los indígenas locales, que pertenecían al cacicazgo de Paro, que incluía además las islas de Chira, Venado y parte del litoral de la península de Nicoya. Ya para la colonia, solamente quedaban los vestigios de la presencia aborigen.

Su visita es casi obligatoria porque en sus 5 km cuadrados encierra tantas bellezas naturales como historia.

ENTREVISTAS
Juan Vicente Guerreo, arqueólogo Museo Nacional
José León Sánchez, escritor



Eventos