¿Por qué debo visitar el Puerto?
Vacaciones 14/12/2020 813

¿Por qué debo visitar el Puerto?

¡Qué lindo es el Puerto! Esta zona es rica en cultura, historia, naturaleza y comida. Muchos lo recordarán como el paseo por excelencia de cuando eran “carajillos”. En esta famosa capital, podés disfrutar de majestuosas playas, clima soleado y una amplia oferta de actividades deportivas para adultos y niños. Así mismo, cuenta con el beneficio adicional de estar localizado a tan solo una hora en carro desde el Valle Central. No te perdás la oportunidad de hacer este breve paseo hacia “la perla del Pacífico”, una ciudad portuaria y centro de turismo en el cual la calidez de sus vecinos te sorprenderá.

Sólo tenés que tomar la Ruta 27 hacia Caldera, y después tomar la salida de Puntarenas. Esta travesía te ahorrará gasolina y tiempo, y en un breve instante, estarás en el Paseo de los Turistas. Este se extiende cerca de tres kilómetros y es un punto de partida en el muelle de los ferrys. Cerca de este muelle hay un faro, y un pequeño parque con árboles donde podés sentarte a admirar la belleza del mar.

Seguramente pronto tendrás hambre y calor, y cerca podés encontrar vendedores locales de helado o pipas frías. En el Paseo de los Turistas podés probar el helado más famoso de Puntarenas: el “churchill”. Es un granizado preparado por expertos locales, que se han dedicado a alivianar el calor de los turistas por décadas. Si llegás con ganas de algo más salado, ¡tampoco hay por qué preocuparse! En la zona podés probar restaurantes que aprovechan la pesca del día para prepararte los mejores ceviches que te podás imaginar, o platillos como el vigorón o el arroz con camarones.

Si te sentás a ver lanchas pasar, es probable que querrás ser parte de la experiencia. Puntarenas comparte el honor, junto a Guanacaste, de tener las playas más hermosas del país. Sin embargo, en Puntarenas, podés hacer paseos tan breves como de un día. Muchas salidas en catamarán o lancha se hacen desde Puntarenas Centro. Está la opción de partir hacia las fabulosas playas de Isla Tortuga, consideradas paradisíacas por su arena blanca y aguas claras. Por un precio razonable, también podrás ir a Playa Quesera, donde verás aguas turquesas rodeadas de una frondosa vegetación tropical.

¿Quién se imaginaría que tan cerca de San José podrías disfrutar de la biodiversidad marina? Hay avistamiento de rayas, pulpos, delfines y en algunos casos incluso tiburones. También está el Parque Marino del Pacífico, un proyecto socio-ambiental inaugurado en el 2002. Se dedica a promover, apoyar y difundir la investigación, educación y el uso sostenible de la biodiversidad marina. Ahí, se exhiben reptiles, caimanes, tortugas terrestres y cocodrilos; además, tiene unas 22 peceras con más de 30 especies nativas al Golfo de Nicoya.

Muchos recordarán, de niños, recuerdos de viajes al Puerto inolvidables. Darse una vuelta por el Paseo de los Turistas, visitar las playas, pasar el día con los “chiquillos” o entre amigos, jugar una partida de futbolín, y comerse un ceviche fresco… Visitar “la perla del Pacífico” es un ahorro en tiempo, gasolina y un sinfín de diversión y recuerdos que lo espera.